Lograr que en la dieta diaria se tenga un mayor consumo de alimentos de origen natural, como maíz, nopales, frutas y verduras locales y evitar el consumo de productos industrializados, además de realizar actividad física por lo menos tres veces por semana, permiten el control del peso corporal, aseguró la jefa del Servicio de Nutrición del Centenario Hospital Miguel Hidalgo (CHMH), María del Socorro Jiménez Olivares.

La especialista dijo que también es muy importante evitar los ayunos prolongados, ya que el orden en los horarios de comida es vital para evitar el sobrepeso. Además, consumir  alimentos preparados en casa con medidas de higiene apropiadas y suspender el consumo de tabaco y alcohol ayuda a tener una vida saludable.

Jiménez Olivares destacó que la obesidad es una enfermedad crónica que puede desencadenar otras, dependiendo de donde esté el exceso de grasa corporal; por ejemplo, la grasa abdominal es la más común y la de mayor riesgo, ya que desencadena problemas renales, diabetes, hipertensión, hígado graso, entre otros.

Añadió que la grasa ubicada en la cadera puede tener consecuencias ortopédicas con las rodillas y la espalda, sin contar que el sobrepeso y la obesidad están relacionados con problemas de autoestima en algunos pacientes.

“Es importante que se reconozca como una enfermedad crónica, que el paciente sepa que está obeso, que realice la fórmula de índice de masa corporal en cualquier centro de salud y si resulta con sobrepeso (la antesala a la obesidad), es importante que acuda con un especialista en nutrición”, precisó la funcionaria del CHMH

Destacó que esta enfermedad también puede tener consecuencias genéticas, por lo que es importante que desde niños se pongan en práctica conductas sanas, evitar adicciones, preparar comida balanceada, respetar los horarios del desayuno, comida y cena, de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here